Home Page Publications Page ServicesSkills Personal WorldviewLinksSearchContact Me    
Jon Kohl'S Informationsphere

Boletin de Interpretación, enero 2003

10 mitos en el desarrollo de la infraestructura interpretativa

La infraestructura interpretativa en países en vías de desarrollo, usualmente sigue más la mitología, que la lógica de la estrategia de negocios, estudios de visitación, o planes interpretativos. Mientras los visitantes pueden encontrar ejemplos de estos mitos en los Estados Unidos, una mayor distribución de los mismos en los países en desarrollo, hacen de estos países un lugar común para su identificación. Quizá esta lista pueda ayudar a poner en peligro estas especies.

 

Centros de visitantes

La decisión misma de construir un centro de visitantes, puede estar cementada en mito.

Mito 1. Un parque necesita siempre un centro de visitantes.

El mito establece que si se construye un centro de visitantes, los visitantes van a venir. Los parques a menudo construyen centros de visitantes sin estudiar a sus visitantes, desarrollar planes interpretativos, o entender sus usos. En marzo de 2002, el Refugio de Vida Silvestre Cuero y Salado en Honduras, presentó su plan de uso público, recomendando no uno, sino tres centros. El Banco Mundial recientemente se negó a financiar la construcción de los edificios, porque el refugio ni siquiera ha administrado correctamente su centro de visitantes actual.

 

Diseño del edificio

El diseño de infraestructura de uso público no considera a los visitantes.

Mito 2. El arquitecto experto debe hacer la mayoría de las decisiones en el diseño.

Los arquitectos tienen el poder de construir por sí mismos, monumentos en lugar de espacios para uso efectivo en los parques. En la ciudad Maya de Copán, Honduras, el centro de visitantes ha sido criticado por el exceso de espacio para las exhibiciones, forzando simultáneamente a la asociación de guías a poner su escritorio en uno de los corredores.

Mito 3. Edificios para actividades educativas tienen la mismas consideraciones arquitectónicas como cualquier otro.

El Zoológico Nacional en Costa Rica, diseñó un edificio educativo para que fuera tan difícil como sea posible para estudiantes y profesores. La biblioteca está colocada en uno de los lados del edificio, donde otros visitantes pasan haciendo ruido. Los niños deben subir y bajar empinadas escaleras para llegar al aula. No hay salida de emergencia – ni espacio para guardar las pertenencias – ni estantes para exhibiciones – ni paredes corredizas para realizar actividades diferentes o simultáneas – y tampoco espacios para proyectores especiales.

Mito 4. La gente, por naturaleza, no causa un fuerte impacto en la infraestructura.

Consecuentemente, las áreas protegidas muchas veces no tienen presupuesto para mantenimiento para arreglar áreas de exhibición que han sido destruidas, o paredes rayadas con graffiti. La infraestructura puede ser desarrollada para absorber y arreglar el impacto masivo que recibirá.

Mito 5. Todo necesita ser construido con un estilo arquitectónico nativo.

Los parques deberían escoger estilos que den soporte a sus estrategias interpretativas. Idealmente. En Latinoamérica, los arquitectos usualmente seleccionan un estilo local para asegurar la herencia cultural, aún si esto contradice un imperativo interpretativo mayor. Guatemala restauró el Fuerte San Felipe muy acorde a la apariencia original dada por los conquistadores españoles. Aún así, en la misma área, el gobierno construyó el edificio administrativo en un estilo típico contemporáneo, con bloques de cemento. Y más allá, solamente 100 metros después, los visitantes pueden comprar artesanías en una tradicional choza abierta con techo de paja, como la usan algunos indígenas.

 

Componente interpretativo

Si los administradores acaso consideran la interpretación, esto será normalmente una consideración posterior.

Mito 6. Botes de basura, pasamanos, senderos, servicios sanitarios, etc. no son parte de la presentación interpretativa.

Muchos parques pierden la perspectiva a la hora de ligar las superficies en botes de basura y exteriores de servicios sanitarios con un estilo arquitectónico general o tema interpretativo. Los edificios pueden ser hechos de madera o piedra, pero un puente de metal cruza la quebrada. Antigua Guatemala, un Sitio de Patrimonio Mundial declarado por la UNESCO, tiene muchas reglas para mantener la apariencia colonial como son las calles de piedra, paredes color pastel, y rótulos tradicionales. Aún así, usan basureros de metal en toda la ciudad.

Mito 7. La gente quiere mucha información.

Los parques colocan muchos rótulos y distribuyen panfletos sin una estrategia. En el Parque Nacional la Muralla en Honduras, ocurre un excelente ejemplo de centro de visitantes sobrecargado de información. El centro hace alarde de un espacio para exhibición que ha sido llenado con tanto material “educativo” como ha sido posible: mapas, dioramas, animales disecados, plantas, artefactos, libros y cualquier otro objeto.

Mito 8. Todos los senderos interpretativos necesitan rótulos.

Existen ventajas y desventajas de usar rótulos en lugar de usar guías intérpretes en términos de costo, efectividad, durabilidad. Aún así, muchas veces los parques Latinoamericanos solamente quieren la rotulación. En la Reserva de la Biosfera La Encrucijada en México, los administradores construyeron un sendero junto a la estación de investigación dentro de la reserva. Ellos llevan a todos los visitantes en bote. Pocos visitantes y personal siempre presente en el parque, representan condiciones ideales para utilizar guías intérpretes. Sin embargo, la reserva insistió en gastar una significativa cantidad de dinero para fabricar los rótulos interpretativos.

 

Experiencia del visitante

A pesar de que la infraestructura es para los visitantes, comúnmente no se presta atención a sus experiencias y necesidades.

Mito 9. Si hay demasiadas personas en un sitio, mala suerte para ellos.

Las muchedumbres y el desarrollo inapropiado con frecuencia sacrifican lo que podrían ser experiencias favorables para los visitantes. En un día de mucho movimiento en las exhibiciones del zoológico en Tegucigalpa, Honduras, usted puede ingresar a un espacio lleno por un desfile de animales disecados en 340 grados. La muchedumbre, sin embargo, lo obligará a caminar contra la afluencia de personas para echar un vistazo, luego del cual, saldrá a través de la pequeña entrada. Ser golpeado y sacado de la competencia constituye una experiencia para el visitante, aunque no una que conlleve a la educación.

Mito 10. La gente es responsable por su propia seguridad.

Los parques también creen que si colocan un rótulo de advertencia, estarán exonerados de accidentes. Permitir a los visitantes “advertidos”, simplemente caminar hacia el peligro no es bueno para los mismos visitantes, ni para la reputación del parque. En el Parque Nacional Pacaya (un volcán activo) en Guatemala, un rótulo advierte sobre la caída de rocas y gases venenosos cerca del cráter. Sin embargo, cuando uno alcanza el borde, ninguna advertencia, personal del parque o baranda, advierte a los visitantes: un paso desobediente más allá de la orilla, lo guiará hacia nubes de humo tóxico.

 Ver su versión en inglés

Ver el original en el Boletín de Interpretación (PDF)

–––––––––––––––––

Jon Kohl es un escritor independiente especializando en la interpretación de patrimonio en Latinoamérica. Este artículo primeramente apareció publicado en la revista LEGACY, de la Asociación Nacional de Interpretación.